¿Papá tu a qué te dedicas? por Raúl Sánchez

Raul_Sanchez_01Todos los años, antes del verano, ISAVIA tiene por costumbre hacer un paréntesis en su actividad diaria y celebrar un Encuentro. Pese a que ya han pasado algunos meses desde que lo disfrutamos, quiero hablar de ello. Mi hija (sí, ¡otra vez ella!) es el motivo. Cuando le enseñe unas fotos, me pidió que le explicase en qué consistía. Y yo, para simplificar, le dije “es la convención de la empresa”.

Me quedé pensativo… e intenté descifrar el porqué de ese nombre. ¿Es algo casual? Desde la fundación de ISAVIA le llamamos Encuentro y no Convención. ¿Es algo distintivo de nuestra empresa? ¿Se diferencia realmente de una Convención?  Decimos que “el lenguaje no es inocente”. Y, en efecto, no lo es.

Encuentro ISAVIAUna convención, según el Spain Convention Bureau, es un evento organizado por la empresa, con una duración mínima de dos días, orientada a la generación de negocio, y que se organiza habitualmente para:

  • el lanzamiento de un nuevo producto, marca o imagen corporativa;
  • la presentación de nuevos avances, estudios o innovaciones sobre un tema en concreto;
  • o la motivación del personal de una compañía.

Cierto es que en ISAVIA hacemos todo eso, pero con unas características que hacen que el nombre perfecto sea… ¡Encuentro!

Encuentro. Es cierto, nos encontramos todos. Todos nos hacemos visibles. Compartimos un emplazamiento físico pero también opiniones, gustos, anécdotas, formas de ser y de ver… De ver la profesión y la vida. Nadie es invisible.

Encuentro. Es verdad, encontramos accesibilidad y cercanía. Las categorías profesionales desaparecen. Somos personas antes que profesionales. La diversidad enriquece.

Encuentro. Pues sí, hallamos cordialidad y espíritu positivo. Afrontamos nuestros problemas desde el ánimo de superarlos; trabajamos las dificultades desde un enfoque positivo; crecemos…

Encuentro. Conseguimos información, datos, novedades… y preocupaciones, inquietudes, anhelos… Compartir vincula.2013-07-26 12.14.11

Encuentro. Ciertamente te encuentras en un espacio de integración y acogida. La reunión es de todos y para todos; nadie se queda fuera.

Seguramente estas características -visibilidad, accesibilidad, cercanía, compartir, cordialidad, espíritu positivo, integración, vinculación- también se dan en las Convenciones de las empresas. Pero no suelen ser el “core” del evento. Cuando se logra que todo lo anterior sí sea el núcleo de la reunión, el “aquí y ahora” es el real protagonista. La persona es el centro de la empresa. Y la perspectiva de su relación con la empresa cambia sincera y profundamente.

Encuentro… porque encuentro esa comunidad de personas donde vivo.

Ojalá que esas características no se den únicamente dos días al año. Como consultores de RRHH, nuestro reto en las empresas es conseguir que se extiendan en el tiempo. O mejor aún, ayudar a las personas para que entiendan, compartan e impulsen organizaciones que no sean sitios convencionales sino lugares de encuentro.

Post to Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>